Las Provincias, 8.03.2012

El supuesto líder de la secta del Kárate, Fernando Torres Baena, su compañera sentimental y entrenadora de su escuela de artes marciales, María José González Peña, y la tercera preparadora, Ivonne González Herrera, que se encuentran en prisión preventiva acusados por su presunta participación en decenas de abusos sexuales, seguirán en la cárcel hasta que dé comienzo el juicio.

Un segundo auto, notificado ayer a las partes, desestima los recursos de súplica presentados por los abogados de los acusados y niega la posibilidad de interponerlos de forma subsidiaria ante la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC). Por esta razón, mantiene para ellos tres la situación de prisión preventiva hasta el año 2014 o hasta el día de celebración del juicio.

El principal argumento presentado por los representantes procesales de los tres encarcelados se centró en poner de manifiesto que el auto que prorrogaba la situación de prisión preventiva no estaba suficientemente motivado. Sin embargo, la Sala “no estima que los argumentos aducidos en el auto recurrido deban variar por las alegaciones de las partes”.

El escrito se remite a lo ya dicho y advierte que la privación de libertad busca “evitar el riesgo de la imposibilidad de celebración del juicio oral por el hecho de que pudiera ponerse fuera del alcance de este Tribunal alguno de los procesados, respecto de los cuales se interesa la imposición de penas muy severas”.