El Mundo, Roberto Bécares, Quico Alsedo, 11.12.2008

La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado una sentencia favorable a José Luis Bueno, miembro de la Fundación Virgen de los Dolores, creada en torno a las supuestas apariciones de la Virgen en la localidad madrileña de El Escorial. Juan Carlos Bueno, presidente de la Asociación de Víctimas, presentó una demanda contra su hermano, para declararle incapaz de administrar sus bienes.

Considera Juan Carlos que a su hermano le han «comido la cabeza» en la fundación, que no tiene capacidad de discernir, y que no le dejan entrar ni salir de la casa de la fundación, situada en las afueras de El Escorial. Según sus cálculos, la fundación habría amasado 400 millones de euros haciendo proselitismo en pleno siglo XXI.

Para protestar por esta situación se manifiesta junto a varios «afectados» más el primer sábado de mes en Prado Nuevo, el lugar de peregrinación de los fieles, donde la ‘vidente’ Amparo Cuevasdijo que vio a la Virgen varias veces desde 1981.

Un juzgado de primera instancia ya desestimó el pasado 9 de mayo de 2006 la demanda presentada por Juan Carlos al considerar que José Luis, que entró en la congregación hace más de tres años, «era capaz de gobernarse por sí mismo».

La Sección 24 de la Audiencia ratifica que las pruebas practicadas, especialmente una prueba pericial médica «imparcial y objetiva», no determinan de forma «inequívoca y determinante» que el demandado sufra una enfermedad o padecimiento psiquiátrico que «puedan constituir una situación jurídica de incapacidad».

Considera asimismo que la «opción religiosa» elegida por el demandado «es libre, voluntaria, consciente y constitucional» y que el demanadado «es una persona plenamente capaz para gobernarse, gobernar su persona y bienes».

En una entrevista a elmundo.es en el interior de la congregación el pasado noviembre, José Luis aseguró tener «total libertad de movimientos» y se declaró «apenado» por los «delirios» de su hermano.

«Él (Juan Carlos) ha estado aquí, ha conocido la casa donde vivimos. Yo quisiera decirle a mi hermano que le tengo muy presente, rezo y espero que cambie todos los días. Cuando me han pedido consejos para otras cosas me ha hecho caso, ahora pido que también me lo haga», indicó José Luis.

Juan Carlos Bueno ha anunciado que recurrirá la sentencia al Tribunal Constitucional, ya que en el procedimiento judicial «ha habido bastantes defectos». «Las pruebas que presentamos en el juicio no se han admitido, como una prueba de un procedimiento sumarial en el que mi hermano estaba imputado por hallanamiento de morada, donde él mismo señala que está en tratamiento psicológico y hace cosas que no entiende».

Afirma el presidente de la Asociación de Víctimas de El Escorial que tampoco se tuvo en cuenta «otros episodios por falsificación de propiedades, que él quería ponerse a su nombre». «El juez en ningún momento nos ha dejado a entrar a valorar esto y tampoco nos dice por qué no se han admitido las pruebas», indica para luego subrayar que sólo una secta no dejaría que él se reuniera con su hermano «a solas».

También asegura además que todavía no se ha entrado a debatir un informe del Defensor del Menor que argumenta que en la congregación «ha habido maltrato a niños».