El Plural (España), Irene Garrido, 13.07.2019

La portavoz de Vox en el Parlamento regional, Rocío Monasterio, registró este jueves una solicitud a la Mesa de la Asamblea de Madrid pidiendo una relación de colegios públicos y concertados donde COGAM, la asociación de utilidad pública del colectivo LGTBIQ+ de Madrid, haya realizado acciones “informativas, formativas y de otra índole”.

En el escrito, Monasterio solicitaba la fecha de la actividad, el centro, el temario impartido y una breve descripción de la acción desde 2015. La petición incluye “el nombre y apellidos del ponente y cuáles han sido las clases destinatarias”.

Una “caza de brujas” que le ha impedido llevar a cabo la Consejería de Educación, que le ha contestado a Vox que no tiene obligación de revisar las acciones extraescolares de los centros ya que todas las acciones formativas que realice un centro educativo están dentro de su autonomía y no dependen de la Consejería, por tanto no tiene obligación de revisar las acciones formativas al prevalecer dicha autonomía.

Sin embargo, hay ciertas actividades cuestionables en cuanto al respeto de los derechos humanos se refiere que algunos líderes de Vox sí han apoyado. Como ya ha informado en otras ocasiones ElPlural.com, hay dirigentes del partido ultra que han colaborado con la asociación de extrema derecha Hazte Oír liderada por Ignacio Arsuaga, a la par de estar presuntamente vinculados con la sociedad secreta “paramilitar” ultracatólica El Yunque.

Se trata de los mismos colectivos que lideraron, en su momento, las manifestaciones contra el aborto, el matrimonio homosexual o la laicidad del Estado durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Quiere listas negras pero tiene sus propios “chiringuitos”

En el último año, se han destapado a nivel nacional las “terapias” ofrecidas por el Obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, para “curar la homosexualidad” o para “liberarse de la lujuria”, llegando al punto de crear “convivencias para sexoadictos” organizadas por la comunidad destapada por ElPlural.com ‘Sexólicos Anónimos’.

Siendo estas actividades ‘terapéuticas’ apoyadas por Hazte Oír, y por ende, por ciertos altos cargos de la formación de extrema derecha. El Obispo de Alcalá llegó a recibir el reconocimiento de la asociación ultracatólica en base a su “su defensa del matrimonio y la familia natural” y su “ayuda a los que caen en el agujero de la homosexualidad”.

Cabe destacar que, a pesar de haberse intentando desvincular de El Yunque, existen indicios claros de que la “secta paramilitar” se encarga de “controlar” la asociación.

Vox considera que la desinformación es “la solución”

El objetivo de conocer las actividades que realiza COGAM en la Comunidad de Madrid y sus precursores es poder limitar que los niños y adolescentes accedan a una información muy valiosa sobre la sexualidad saludable, la identidad de género y la sensibilización y visibilización del colectivo LGTBIQ+.

Desde Vox prefieren que esas enseñanzas se limiten al ámbito privado y que sean los familiares quienes formen a los menores en esta materia. Desconociendo que debido a la falta de información los jóvenes pueden desarrollar la intolerancia, la homofobia, la transfobia, el machismo… y el resto de lacras que aún tiene la sociedad española.