AGENCIAS, – Bonn – 11/08/1997

Paul Schaefer, el ex oficial nazi que dirige en Chile la secta Colonia Dignidad, no ha sido detenido todavía porque cuenta con protectores poderosos en el Ejército y los servicios secretos, según Tobias Müller, un joven que se fugó del enclave recientemente.”El jefe de policía de Parral [la población más cercana a la secta, a 320 kilómetros de la capital] avisa siempre antes de enviar a sus hombres”, asegura Müller a Der Spiegel. La policía ha registrado nueve veces el enclave sin detener al ex nazi. La Corte Suprema ha ordenado investigar la desaparición en la colonia de cien presos políticos durante la dictadura.