AGENCIAS – Waco – 06/03/1993

David Koresh, líder espiritual de la secta rama de los davidianos, descartó ayer en sus conversaciones con la policía que pretenda suicidarse o empujar a sus seguidores al suicidio colectivo. Un centenar de miembros de la secta siguen atrincherados en el rancho del Monte Carmelo, en la localidad tejana de Waco, por sexto día consecutivo.Koresh permitió ayer la salida de otra niña que permanecía en la casa que ocupan los davidianos. Desde el pasado domingo, ya han abandonado el rancho sitiado 21 niños.