CHANO MONTELONGO| El Mundo, MADRID| 8.04.1993

La concejala de Servicios Sociales, Ana María García Armendáriz, negó ayer que el Ayuntamiento de Madrid envíe a niños toxicómanos a centros no autorizados para su rehabilitación, aunque reconoció que si concede becas para que acudan a «El Patriarca», «un centro que posee autorización administrativa pero que no está homologado», según sus propias palabras. Este periódico publicó ayer que el fiscal de menores, Félix Pantoja, investiga a la Comisión de Tutela de la Comunidad de Madrid, como responsable de estos menores, tras la denuncia de la Coordinadora de Barrios que asegura que desde los centros de rehabilitación de la Comunidad y el Ayuntamiento se derivan niños a sectas y grupos no homologados. Entre estas sectas, la Coordinadora destacaba a «El Patriarca» y los «Evangelistas».

EL DIABLO.-

La concejala de Servicios Sociales señaló ayer que no es competencia del Ayuntamiento determinar que grupos son sectas o no. «Eso es competencia del Ministerio del Interior. Si este organismo determinara que “El Patriarca” es una secta, el Ayuntamiento suprimiría sus becas para acudir a estas comunidades terapeúticas», añadió. Por su parte, la Coordinadora de Barrios asegura que el tratamiento que los niños reciben en estos grupos es contraproducente, ya que carecen de una planificación para desarrollar un programa adecuado para la rehabilitación. Según José Luis Segovia, miembro de la Coordinadora, en «El Patriarca» los niños se pasan hasta 14 horas vendiendo libros en la calle. «Por su parte, los “evangelistas” parten de la base que el chico tiene el diablo en el cuerpo y hay que sacárselo», añadió.

UN PLAN SERIO.-

El Ayuntamiento tiene ahora mismo becados a dos jóvenes toxicómanos menores de 18 años en centros de «El Patriarca» en Sevilla. Mayores de esa edad con el mismo problema hay más de 40 becados en estos centros no homologados, según la concejala. Según Armendáriz, el Plan Municipal contra la Droga es el único serio que hay en la Comunidad de Madrid, «el Plan Regional no es tan fuerte ni está tan organizado», explicó. El Area de Servicios Comunitarios del Ayuntamiento tiene en la actualidad 90 plazas concertadas con comunidades autorizadas, más 33 propias en el centro de Barajas, más 125 con «proyectohombre». Servicios Sociales ha creado un programa de intervención específico para menores vinculados a droga que está en está implantándose en 3 CAD (Vallecas, Villaverde y Latina). «Ahora mismo, hay ocho niños provenientes del núcleo marginal de La Celsa que siguen este, programa en el CAD de Vallecas. En los otros dos se está en la fase de prevención con niños de “alto riesgo”», explicó Armendáriz.