F. SALES El País, Barcelona – 01/12/1988

El arzobispado de Barcelona ha abierto una investigación sobre las actividades y comportamiento de determinados miembros de la asociación civil Nous Camins, una entidad de carácter no gubernamental destinada a la promoción integral de la persona y que colabora con comunidades indígenas del Tercer Mundo. Esta asociación, de carácter confesional, ha sido denunciada por familiares de algunos de sus adeptos que aseguran que la organización, al margen de sus finalidades altruísticas, tiene las características y peculiaridades de una secta.

El Tribunal Eclesiástico, dependiente del Arzobispado de Barcelona, inició el pasado mes de junio una investigación sobre determinados miembros de la asociación civil Nous Camins, acusada de poseer connotaciones sectarias.Algunos ex miembros de la asociación aseguran que los responsables de la entidad ejercen un control autoritario y coercitivo de los seguidores, protagonizando asimismo determinadas licencias sexuales con algunos de sus miembros.

El pasado mes de julio el Arzobispado citó a declarar a algunos de los jóvenes vinculados a la organización así como a sus responsables. La apertura de estas indagaciones efectuadas en el seno de la Iglesia determinaron que el Arzobispado negara las ordenes mayores a uno de los miembros de la asociación, que estaba a punto de recibirlas.

El futuro eclesial de otros dos aspirantes de sacerdotes, vinculados también a Nous Camins, se encuentra sometido a investigación y el Arzobispado ha decidido suspender su ordenación hasta que finalice la encuesta.

Proyectos en Kenia

 

La asociación civil Nous Camins -Nuevos Caminos- fue fundada en febrero de 1982 con el objeto primordial de dedicarse a la «promoción integral de la persona», apoyar y potenciar a grupos que tengan como objetivo «experimentar nuevas y mejores formas de vida» y orientar a personas, que en circunstancias adversas, tengan que ser acogidas, apoyadas y ayudadas para resolver sus problemas. Esta asociación declaró en el momento de su fundación un presupuesto máximo anual de 600.000 pesetas.

Después de seis años de experiencia y trabajo en el mundo social, Nous Camins, se encuentra comprometida en dos proyectos de cooperación -atención de niños de familias problemáticas y acción de sensibilización hacia los problemas y carencias que sufren muchas personas- que se desarrollan en España, y otros dos proyectos asistenciales en Kenia y que consisten en la puesta en marcha de dos dispensarios, uno de ellos en un suburbio de Nairobi, y una clínica móvil en una zona desértica. La asociación proyecta abrir otros tres centros clínicos en Kenia.

Aportaciones voluntarias

 

Nous Camins, que actuó también en el cinturón industrial de Barcelona, tiene su sede en la calle del Clot y según las actas de la asociación ha incrementado su presupuesto anual a dos millones de pesetas.

Esta asociación forma parte de la Coordinadora de Organizaciones no Gubernamentales para el Desarrollo que agrupa a una treintena de entidades. Nous Camins se financia con las aportaciones voluntarias de sus colaboradores, así como por el apoyo prestado por instituciones y asociaciones catalanas, entre las que se encuentra la Diputación de Barcelona.

Uno de los responsables y fundadores de la entidad, es el sacerdote Francisco Andreo García que ha permanecido hasta hace tres meses, al frente de la parroquia de Sant Nicasi, en Gavà (Barcelona).

El ‘cura Paco’ de Barcelona

 

Francisco Andreo García el sacerdote fundador de la asociación misionera se trasladó hace cerca de tres meses, a la misión de Nous Camins en Kenia, coincidiendo con el conflicto. Andreo, de unos 40 años, trabajó durante cinco en diversas localidades cercanas a Barcelona donde gozaba de una gran popularidad y donde se le conocía como ‘el cura Paco’. Algunos miembros de la asociación Nous Camins están vinculados a la Asociación Casa de Santiago, fundada en los años sesenta en Cataluña con el objeto de promover vocaciones tardías. La Casa de Santiago se encuentran al margen de toda indagación eclesial, aunque alguno de los miembros hayan estado vinculado a Nous Camins, según se ha asegurado en medios eclesiásticos.Asociación civil

Medios curiales han informado que el tema se encuentra sub iudice y se lleva con total y absoluta discreción. Un portavoz oficial del Arzobispado se negó ayer a comentar este asunto. Señaló que no se había dictado aún ninguna resolución sobre la misma, aunque reconoció que se estaba intestigando a algunos miembros vinculados a la entidad y que de ninguna manera se investigaba la asociación, ya que esta t¡ene carácter civil. Las resoluciones del Tribunal Eclesiást¡co de Barcelona -tiene cinco juzgados- son recurribles ante el Tribunal de la Rota, en Madrid.

La presidenta de la asociación Maria Angels Fornaguera Martí aseguró ayer desconocer la existencia de esta investigación eclesial, si bien reconoció que había sido citada en el arzobispado para informar sobre la entidad.