El Economista (Argentina), 13.09.2012

El fisco de Argentina demoró la partida del líder espiritual indio Sri Sri Ravi Shankar en el aeropuerto internacional de Puerto Iguazú, al noreste del país, por un control por presunta evasión fiscal, informó la prensa local.

Shankar, quien preside la fundación “El Arte de Vivir” y se encuentra de gira por América del Sur, fue demorado unas dos horas por agentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) antes de subir al avión hacia Paraguay.

En las Cataratas del Iguazú, última escala en Argentina, 1.000 km al nordeste, donde se alojó en un lujoso hotel frente al impactante paisaje, el líder espiritual habría recolectado unos 20 millones de pesos (4,27 millones de dólares) en concepto de donaciones, afirmó el diario La Nación en su portal de internet.

Ese dinero fue entregado por unas 1.200 personas que asistieron a un diálogo o una meditación dirigida por Ravi Shankar frente a las Cataratas, agregó. La semana pasada, la AFIP había denunciado ante la Justicia Penal Tributaria y la Unidad de Investigación Fiscal supuestos manejos “sospechosos” de fondos por parte de la fundación que encabeza Ravi Shankar.

En ese petitorio de investigación, la AFIP quiso saber “quiénes fueron y de dónde salieron” las donaciones que la fundación de Sri Sri Ravi Shankar recibió el año pasado porque al menos “son sospechosas”, según el organismo.

En el marco de su visita a Argentina, el líder espiritual reunió el domingo pasado decenas de miles de personas para una jornada de meditación masiva en los bosques de Palermo en Buenos Aires. Personas de todas las edades siguieron los consejos de respiración y meditación de Shankar “para una sociedad libre de violencia y estrés” y el acto fue transmitido en directo “a más de cien ciudades en el mundo”, según los organizadores, la fundación El Arte de Vivir.