Varias familias se personan en el sumario del caso Edelweis

El País, Madrid – 07/12/1984

Media docena de familias de la zona madrileña de Retiro, afectadas por el caso Edelweis, se han personado en el sumario que instruye el Juzgado número 25 de Madrid sobre presunta corrupción de menores. El juez, que mantiene el carácter secreto del sumario, todavía no les ha dado parte en el mismo como acusación privada.Por otra parte, otro grupo de padres de niños pertenecientes al falso grupo de montañismo Edelweis, junto con profesores de colegios de la zona de Retiro, ha mantenido una reunión con el presidente de la Junta Municipal de Distrito, Castor Iglesias, para estudiar las medidas adecuadas para el tratamiento psicológico, afectivo y social de los niños y adolescentes que sufrieron intoxicación ideológica e iniciación con engaños a prácticas homosexuales.

Según fuentes de una de las asociaciones de padres, ha sido designado portavoz de los padres afectados para las relaciones con la Prensa el mencionado concejal. Sin embargo, Castor Iglesias no ha respondido a las reiteradas consultas sobre el problema que se le han dirigido en los últimos días.

Respecto a la detención en Lisboa, el pasado lunes, del jefe de Edelweis, Eduardo González Arenas, de 37 años de edad, y de otros cuatro jóvenes monitores de este grupo, fuentes próximas a la investigación confirmaron ayer que la policía española tuvo la certeza, a finales de noviembre, cuando se presentaron las primeras denuncias, de que González Arenas y sus más directos colaboradores no habían salido de España. La policía “les ha pisado los talones” durante estas dos semanas, desde Madrid a Galicia. La entrada de los fugitivos en Portugal permitió realizar un seguimiento seguro de sus pasos hasta la detención.

Entre los detenidos se encuentra Carlos de los Ríos Ferrera, de 23 años de edad, considerado como el lugarteniente de González Arenas. Fue en 1975 cuando Eduardo trabó amistad con Carlos de los Ríos, que entonces tenía 13 años, tres años después del nacimiento de la organización de González Arenas.

La última ofensiva de la secta Edelweis en la zona de Retiro se remonta a 1978, cuando hicieron allí sus primeros adeptos Eduardo González y Carlos de los Ríos, aunque ha sido en los dos o tres últimos años cuando han conseguido el mayor arraigo.