ANDRÉS MANZANO El País, Madrid – 05/07/1987

Eduardo González Arenas, Eddie, de 41 años de edad, procesado como principal promotor de la organización juvenil Edelweis, salió de la cárcel de Carabanchel ayer, sábado, a las 2.40. El fiscal de la Audiencia Nacional pide para él 450 años de cárcel por 75 presuntos delitos de corrupción de menores. Pendiente de juicio, su salida de la prisión se debe a haber superado el período máximo de prisión provisional (24 meses) establecido por la ley. Eddi declaró al salir de Carabanchel: “Edelweis ha desaparecido, pero no el espíritu que la animó, y volveremos a levantarla de alguna forma”.

Impecablemente vestido, Eduardo González Arenas, salió a la calle, tras 30 meses de prisión: los 24 que pasé en Carabanchel y otros seis que estuvo en Portugal mientras se resolvía su extradición, que no le fueron computados a efectos de su libertad provisional. A la salida, sólo le esperaba su abogado, Juan Ramón Ayala, a quien abrazó efusivamente.González Arenas estaba emocionado por pisar la calle después de 30 meses: “Ahora no puedo decir otra cosa que expresar mi alegría por estar libre. Desde luego, no pienso escaparme de España. Esperaré a que salga el juicio, y tengo la absoluta confianza en que saldremos absueltos”.

tuvo palabras de ánimo para el resto de los monitores y de los muchachos que formaron parte de su organización: “Quiero ponerme en contacto con ellos, porque sé que lo han pasado muy mal. Me han escrito cartas y me decían que en sus barrios les daban de lado y les señalaban con el dedo. Los chicos siguen con las actividades de Edelweis; siguen saliendo al campo y forjando su juventud. Pienso sinceramente que el espíritu de Edelweis iba 15 años por delante del resto de la sociedad. Quiero crear una asociación de tipo cultural, legalizada, y seguir funcionando”.

Eddie

Juan Ramón Ayala afirmó que el juicio no se celebrará hasta dentro de un año, como mínimo. En estos momentos, el proceso está paralizado, a la espera de que el Tribubal Supremo decida si la competencia procesal pertenece a la Audiencia Nacional o a la Provincial.

Eduardo González Arenas permanecía en prisión provisional en la cárcel de Carabanchel desde el 5 de julio de 1985, después de que las autoridades de Portugal, país en el que se había refugiado, acordaran su extradición a España, junto con otros tres acusados en el caso, Carlos de los Ríos Ferrera, Rafael Dueño Huertas y Antonio Gutiérrez Redondo. Eddie está acusado de ser el principal promotor de una organización de montañismo, Edelweis, que en realidad servía como tapadera para iniciar a niños y adolescentes en prácticas homosexuales, todo ello aderezado con una cierta simbología de tipo militarista y mesiánico.

Denunciado en noviembre de 1984 por algunos de los padres de los niños que, según sus declaraciones, fueron sometidos a prácticas homosexuales, Eduardo González Arenas está a la espera del inicio del juicio. Eddie fue condenado en 1971 y 1976 por delitos de estafa; en 1979, por escándalo público, y en 1982, por corrupción de menores.