El País, Lisboa – 15/12/1984 

Las autoridades españolas han solicitado a Portugal la extradición de los cuatro sospechosos de estar implicados en el caso Edelweis -nombre con el que es conocida una organización que actuaba en la zona de Retiro, en la que, con la excusa de excursiones y charlas a colegiales, había una red de prostitución infantil-, según informa la agencia Efe. Uno de los cuatro españoles cuya extradición se ha solicitado es Eduardo González Arenas, supuesto dirigente de la organización. Los otros tres son Carlos de los Ríos, Rafael Javier Bueno y Antonio Gutiérrez. 

Según la agencia de noticias Efe, una fuente judicial portuguesa afirmó ayer que la petición de extradición ya había sido realizada por la Embajada de España al ministerio de Negocios Extranjeros portugués, que la trasladó a la Fiscalía General de la República. De aquí pasó al Ministerio de Justicia.La detención se produjo el pasado día 4 de diciembre, después de una petición hecha a través de la Interpol, y los detenidos fueron trasladados a los calabozos dé la Policía Judicial lusa en Lisboa. Según la fuente consultada por Efe, la decisión de¡ Ministerio de Justicia podrá ser tomada con rapidez pues aparentemente, se trata de hechos considerados como un delito común. 

Prisión preventiva 

Los cuatro detenidos recibieron el pasado día 10 la visita de varios familiares y, según indicó un funcionario de los servicios penitenciarios portugueses, en los días que llevan detenidos han observado un comportamiento correcto. 

El funcionario agregó que los cuatro españoles detenidos tendrán que permanecer algunos días más en los calabozos de la Policía Judicial hasta que sean trasladados a un centro penitenciario fuera de la capital, como es habitual en estos casos. 

Permanecerán en este centro en régimen de prisión preventiva hasta que se produzca la decisión sobre si se concede o deniega la petición de extradición recibida por las autoridades españolas. 

Mientras tanto, se continúan las investigaciones por parte de la policía portuguesa para saber si la organización Edelweis tiene alguna ramificación en Portugal, aunque por el momento no se tengan aún datos suficientes para establecer esta posible relación.