O. M. – París – El País, 28/12/1995

Un policía francés, Jean-Pierre Lardanchet, miembro de la secta Orden del Templo Solar (OTS) y otro de los adeptos fueron quienes acabaron “a tiros y metódicamente”, en expresión del procurador de la República (fiscal) en Grenoble, con la vida de 11 adultos y 3 niños durante el rito macabro celebrado la “noche del 15 al 16 de diciembre en un bosque del Vercors (sureste de Francia). Después de rociar con disolvente los cuerpos sin vida de sus compañeros de gran viaje y de disponerlos en círculo, con los pies hacia el centro, ambos empuñaron sus armas y se suicidaron. El otro agente miembro de la secta, Patrick Rostan, se encontraba entre el grupo de los asesinados, según ha confirmado la autopsia de su cadáver y su historial odontológico.Ese es el relato sucinto de los hechos según el procurador de la república Jean-François Lorans después de haber estudiado los datos proporcionados por los distintos policías que han investigado el lugar de los hechos y de escuchar las conclusiones de los forenses. Todas las víctimas habían ingerido también tranquilizantes. En cualquier caso, Lorans habla siempre de “14 asesinatos seguidos de 2 suicidios.

Para fechar con exactitud el día y la hora de la muerte no sólo han servido los datos médicos sino también las pruebas aportadas por los recibos de paso por los distintos puntos de peaje de las autopistas. “Los coches llegaron después de medianoche al aparcamiento situado en el centro del bosque”, dijo Lorans.