El Confidencial (España), 21.06.2016

Una maestra de la secta de las “Doce Tribus” fue condenada hoy por la Audiencia de Augsburgo (Baviera, sur de Alemania) a dos años de cárcel, no conmutables por libertad vigilada, por malos tratos a sus escolares.

Se trata de la primera pena de prisión que se dicta en Alemania contra un miembro de esta polémica organización que se declara devota de la Biblia, que fue fundada en Estados Unidos y que se ha extendido por varios países europeos.

La maestra fue detenida en la misma sala, inmediatamente después de escuchar la sentencia, con una orden de ingreso en prisión y sin esperar a que la condena sea firme.

El juez de la Audiencia dictó orden de ingreso en prisión por estimar que hay peligro de fuga, ante los planes de la organización de trasladarse desde Baviera a la República Checa.

La acusación imputó a la maestra, de 56 años, haber infligido castigos físicos a los niños, a los que azotaba con varas, lo que al menos en el caso de un escolar llegó a ocurrir hasta ocho veces en un día.

Una de sus víctimas recibió 30 azotes por haber tartamudeado o no acertar con la respuesta adecuada a sus preguntas.

El proceso contra la maestra se inscribe en la serie de juicios instruidos contra miembros de esa secta, después de que en septiembre de 2013 la policía liberase a 40 niños que tenían en su poder, retirase la custodia a los padres y entregara a los menores a familias de acogida.

Los servicios de protección de menores y la fiscalía de Augsburgo (Baviera) vigilan desde hace tiempo al grupo, que se ha enfrentado en numerosas ocasiones a las autoridades al rechazar enviar a sus niños a la escuela publica por estar en contra de las clases de educación sexual.