Puntual (Argentina), 18.08.2013

A un día de conocerse que la peligrosa secta Defensores de Cristo tendría su base de operaciones en Río Cuarto, la Provincia denunció el caso ante la Justicia Federal, a través de la Secretaría de Lucha Contra la Trata de Personas.

Por otro lado, un abogado especialista en sectas y pseudociencias radicó en la Justicia provincial una denuncia contra dos de los miembros de la organización a nivel local, a quienes acusa de ejercicio ilegal de la medicina y amenazas. Ayer, este diario publicó una denuncia de la ONG Libre Mentes -dedicada al trabajo con víctimas de sectas-, que advirtió sobre los estrechos vínculos de la organización local con México, donde tres de sus dirigentes fueron detenidos y son juzgados por cargos de abuso sexual, reducción a la servidumbre, promoción de la prostitución y ejercicio ilegal de la medicina, entre otros.

En tiempo récord, el caso de la iglesia Defensores de Cristo ya está en manos de la Justicia. Tanto el Juzgado Federal como la fiscalía de tercera nominación de los Tribunales Provinciales recibieron denuncias sobre el accionar de la secta en Río Cuarto, lugar donde según las denuncias públicas de ONG especializadas ésta tendría su base de operaciones para Argentina.

Según pudo conocer este diario de fuentes oficiosas de la Justicia Federal, la Secretaría de Asistencia y Prevención de la Trata de Personas de la Provincia de Córdoba radicó una denuncia por el caso, pasado el mediodía de ayer. La presentación fue realizada por Lisandro Lucero, abogado de la secretaría, por orden de su titular, María Amelia Chiofalo.

En su presentación, Lucero pone en conocimiento al juez Federal Carlos Ochoa de las acusaciones sobre el funcionamiento de la secta en la ciudad, sus vínculos internaciones y su modus operandi. Además, le sugiere iniciar una investigación respecto del caso. En particular porque, como se sabe, la sede local Defensores de Cristo tendría estrechas vinculaciones con la organización en México, donde es juzgada por abuso sexual, reducción a la servidumbre, promoción de la prostitución, ejercicio ilegal de la medicina, estafa, posible tráfico de órganos, daños físico y psicológico, corrupción de menores y otros.

Además, la denuncia de la Secretaría de Lucha contra la Trata de Personas indica que esta organización funciona en el domicilio ubicado en La Rioja 1781, donde se ofrecen seminarios de teología y metafísica y sus líderes han estado en la ciudad de México durante largo tiempo, y consigna que “uno de ellos fue detenido en dicho país”.

Denuncia en Tribunales

Por otro lado, el abogado rosarino Héctor Navarro, perito judicial en sectas y pseudociencias, radicó en los Tribunales provinciales una denuncia por amenazas y ejercicio ilegal de la medicina contra dos de los miembros de Defensores de Cristo en Río Cuarto. Los acusados son Mauricio Antonio Tavella y Mauricio Emanuel Romero.

El abogado Navarro, presidente de la Red de Apoyo a Víctimas de Sectas (Ravics) radicó la denuncia el jueves de la semana pasada. Actualmente, la causa está en manos del fiscal Moine, quien lleva adelante las primeras acciones investigativas del caso.

En la jerarquía de la iglesia Defensores de Cristo, Tavella ocupa el cargo de arzobispo de Argentina. Por varias de las prácticas de la secta -en especial la poligamia-, luego de un viaje a México donde se entrevistó con la cúpula de la organización, tuvo profundas diferencias con su mujer, al punto de que ésta decidió separarse y llevarse al hijo de ambos.

Desde ese momento, la ex esposa de Tavella se opone férreamente a cualquiera de las actividades de Defensores de Cristo, comentó el abogado, autor de la denuncia por amenazas y ejercicio ilegal de la medicina.

Las desavenencias se agravaron luego de la detención de la cúpula de la secta en México: desde ese momento, la ex mujer de Tavella empezó a recibir graves amenazas. Para el abogado Héctor Navarro, el autor no es otro que su ex esposo, quien se ocultaría bajo diferentes seudónimos.

Las amenazas van dirigidas hacia el hijo de la pareja, y exigen que la mujer cese con sus acciones contra la secta o el niño y ella perderán la vida. Toda la intimidación se realiza a través de Internet; por eso el abogado presentó varias capturas de pantalla como elementos de prueba en la fiscalía.

Pomiglio se reunió con el juez Federal

La concejala Viviana Pomiglio se reunió ayer con el juez Federal Carlos Ochoa. Pomiglio le manifestó al magistrado su preocupación por el tema y le pidió que investigue el accionar de las sectas que estarían funcionando en la ciudad de Río Cuarto.

La semana pasada, la edil presentó un proyecto de resolución para que se declare la profunda preocupación por la no reglamentación de la ley provincial 9891/11, de asistencia a las víctimas de sectas, sancionada en febrero de 2011. En la actualidad, dicha norma no es aplicable por no haberse instrumentado en la práctica.