La Tarde (México), 1.02.2013

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) investiga la posible existencia de más ramificaciones en Tamaulipas, de la secta religiosa “Defensores de Cristo”, luego de que la semana pasada 24 de sus miembros fueron detenidos en Nuevo Laredo acusados de prostituir a mujeres y tener sexo con menores, entre otras cosas.

El Secretario General de Gobierno, Herminio Garza Palacios, explicó que la PGJE profundiza en las indagatorias y se encarga de la atención a las víctimas del grupo religioso, junto con el Instituto Estatal para la Atención a Víctimas del Delito.

“La Procuraduría está haciendo su trabajo. Profundiza en las investigaciones. Espero pronto tener un informe completo de los trabajos”, señaló en entrevista, luego de atestiguar la entrega del informe anual de labores del presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, José Bruno del Río, ante el Congreso del Estado.

Sin permiso de Gobernación

Como se ha publicado, la semana pasada, el Instituto Nacional de Migración (INM) detuvo en Nuevo Laredo a 24 miembros de la secta, diez de ellos mexicanos y el resto extranjeros.

Los detenidos no contaban con el registro de la Secretaría de Gobernación para operar como grupo religioso,
La secta “Defensores de Cristo”, prometía la salvación eterna y curar enfermedades mediante técnicas milagrosas. El grupo encabezado por José Arenas Losanher Segovia, de origen venezolano, “cobraban diversas cantidades de dinero a través de lo que denominaban ‘pago de diezmo’ ” y de no ser cubiertas, secuestraban a miembros de la secta para obligarlos a realizar “trabajos forzados”.

Refuerzan vigilancia

Garza Palacios informó que durante los últimos días se ha reforzado la vigilancia en las carreteras como parte del programa de “blindaje” anunciado por el Gobierno federal para combatir la inseguridad pública, sobre todo los asaltos.

Dijo que durante los próximos días se elevará el nivel de coordinación con la Federación, y se prevé recibir para Tamaulipas un mayor apoyo, sobre todo en equipamiento de las instituciones de seguridad pública y un aumento de personal.

“Estamos analizando el estado de fuerza. Hay una coordinación importante con el Gobierno federal”, señaló. (Agencia VMCCd. Victoria, Tam.).