Caracol Radio (Colombia), 30.01.2013

En las imágenes, el pequeño llora desesperado mientras sus padres cubanos lo sostienen para que le realicen el tatuaje. A pesar del llanto y las súplicas del menor, la mujer le dice: «Mira, mira…» para que el pequeño se tranquilice y vea cómo le está quedando el brazo.

Incluso el tatuador le da aliento para soportar el dolor de la aguja que le atraviesa la piel.

De acuerdo al portal El Nuevo Día de Puerto Rico, en el video aparecen tres adultos que han sido relacionados con el movimiento “Creciendo en Gracia”, deJosé Luis De Jesús Miranda que se ha autoproclamado como “Jesucristo Hombre” y “El Anticristo”.

El 666 es el número que este grupo se tatúa en el cuerpo para identificarse. En esta ocasión, mientras el niño llora sin consuelo, el padre le dice: «Dios Bendecido»; al parecer, el padre espera que su hijo se integre a los rituales de su ideología.