El País, Barcelona – 31/01/1986

La Sección Sexta de la Audiencia de Barcelona ha desestimado el recargo presentado contra el procesamiento de Lluís Renau, director general de Seguridad Ciudadana de la Generalitat, Carles Torras, subdirector, y Antoni Tarrida, agente de la policía autonómica, por un supuesto delito de detención ilegal de varios miembros de la secta Ceis (Centro Esotérico de Investigaciones). En consecuencia, la sala ha confirmado el procesamiento dictado por el Juzgado de Instrucción número 5.En el auto se explica que el tribunal ha encontrado indicios de la existencia de un delito de detención ilegal. El documento precisa en el tercer considerando que los querellantes, varios miembros de la secta que denunciaron haber sido detenidos ilegalmente y conducidos a un hostal por mossos d’esquadra,pudieron verse privados de la libertad de sus movimientos “y que para ello”, detalla el auto, “no se tuvo en cuenta su voluntad”. La sala entiende que los procesados intervinieron, “si bien no de forma directa, mas si con actos de colaboración indispensables” en la entrega de personas mayores de edad a sus familiares. De igual modo, estima que no ha quedado suficientemente acreditado que los acusados cumpliesen de forma adecuada las instrucciones de orden jurisdiccional.

El tribunal ha precisado en el auto dictado la existencia de una inadecuación de las actuaciones del sumario, que ahora ya se ha concluido, porque debían haber sido tramitadas por procedimiento urgente y no ordinario.