Europa Press (Chile), 19.02.2013

Cuatro directores de Colonia Dignidad, unas instalaciones situadas en el centro de Chile que sirvieron como complejo para torturas durante la dictadura de Augusto Pinochet (1974-1990), se han entregado este martes a la justicia después de que a finales de enero se condenase a 19 personas por su complicidad en los crímenes de abuso infantil cometidos por el director del centro, el nazi Paul Schäfer.

   Las personas que se han entregado son Gunter Schaffrick, que deberá  cumplir una pena de once años de cárcel; Kurt Schnellenkamp, de nacionalidad holandesa y que fue condenado a cinco años, y el chileno Dennys Alvear, también condenado a cinco años.

   Posteriormente, se ha entregado Gerard Mücke, que deberá cumplir una pena de once años. Las autoridades han manifestado su esperanza de que otro de los condenados, Gerd Seewald –que deberá cumplir una pena de ocho años–, se entregue en las próximas horas.

   El Tribunal Supremo condenó a finales de enero a un total de 19 personas por encubrir a Schäfer. En total, cinco –de los que cuatro se han entregado este martes– deben cumplir penas de cárcel, ya que los catorce restantes fueron condenado a penas menores, por lo que no deberán entrar en prisión.

   La justicia chilena concedió tiempo a los condenados para que se presentaran ante la justicia o dictaminaría una orden de arresto. Harmut Hopp es el quinto condenado y se encuentra prófugo en Alemania desde mayo de 2011, cuando escapó de Chile.

   Villa Baviera o Colonia Dignidad fue un complejo que comenzó a construirse en la década de 1950 por parte de inmigrantes alemanes liderados por Schäfer y que se convirtió en un centro de torturas durante la dictadura de Pinochet.

   Varios personas que consiguieron huir del complejo denunciaron la obligatoriedad de mantener un culto a la personalidad del líder y los abusos cometidos contra niños por parte del director del centro y varios de sus ayudantes.

   Schäfer fue condenado ‘in absentia’ en 2004 por abuso de menores tras haber huido del país en 1997. El nazi apareció en 2005 en un barrio de Buenos Aires, de donde fue extraditado hasta Chile para que cumpliera la pena. En 2006 fue sentenciado a veinte años de cárcel por abusar de 25 niños cuando dirigía Colonia Dignidad. Murió en 2010 en una cárcel chilena.