EL PAÍS – Barcelona – 30/06/2000

El grupo de Convergència i Unió (CiU) ha presentado una proposición no de ley para que se cree en el Parlament una comisión de estudio y seguimiento de la situación de las sectas en Cataluña coordinada por la Secretaría General de Juventud. La proposición no de ley no podrá ser debatida hasta el próximo periodo de sesiones, que empieza en septiembre, pero en ella se incluyen diversas iniciativas que constituyen una novedad en Cataluña.El objetivo de la nueva comisión será, según CiU, recoger y analizar datos sobre el funcionamiento de las sectas, estudiar posibles actuaciones -incluidas las de tipo preventivo-, difundir la información obtenida y asesorar a los organismos y entidades públicas y privadas que lo soliciten. La Secretaría General de Juventud coordinará las acciones que se deriven del trabajo de la comisión, “ya que el sector más afectado por el impacto de los grupos sectarios es el formado por las personas jóvenes”.

Los nacionalistas catalanes se muestras partidarios de que las administraciones establezcan el “marco legal” que permita actuar contra las sectas “destructivas”, así como el diseño de una estrategia para “reducir y hacer frente al impacto negativo de los grupos sectarios en la sociedad, en especial entre la juventud y la infancia”.

También se establece como tarea de la comisión articular medidas de apoyo a entidades que lleven a cabo programas de recuperación personal y de rehabilitación social, así como evitar la posibilidad de que los grupos sectarios que adoptan una cobertura aparentemente legal se beneficien “indebidamente” de bonificaciones fiscales y subvenciones públicas.

Otra de las propuestas plantea la conveniencia de “incrementar el nivel de formación específica de los cuerpos policiales” para que puedan combatir eficazmente los delitos cometidos por miembros de las sectas.