El Mundo (España), 28.10.2008

La policía rusa allanó en Siberia el cuartel general de una secta, llamada Ashram Shambala, que aparecía bajo distintos nombres y era responsabilizada por la desaparición de muchas personas, y detuvo a su líder, informaron medios locales citando a fuentes policiales.

En los salones registrados en Novosibirsk se incautaron videos, folletos y psicofármacos, informó el diario ‘Kommersant’. El líder de la secta, de 41 años, también habría obligado a menores a mantener orgías y supuestamente vendía películas porno en todo el mundo con “actores hipnotizados”.

Según medios rusos, Rudnev se quedaba con los ahorros de los miembros de su secta, fundada en los años 80, y los aislaba socialmente. Los expertos creen que el número de miembros de la secta es de 10.000. El hombre encontraba a sus discípulos a través de Internet, donde también hay imágenes en las que los miembros besan símbolos de penes y usan máscaras rituales, informó el diario amarillista ‘Komsomolskaya Prawda’.

La secta, que otras veces aparecía bajo el nombre de “Asociación Siberiana de Amigos del Yoga” o “Academia de Ciencias Ocultas” era conocida en todo el país. Psiquiatras y estudiosos de la religión analizaron durante largo tiempo el fenómeno de Konstantin Rudnev, un autoproclamado gurú quehabía desarrollado en sus escritos una teoría de liberación sexual. Para ello usaba una mezcla de elementos del cristianismo, la ortodoxia rusa, las tradiciones religiosas de India y Tíbet y ritos chamánicos.

La policía había catalogado la secta como peligrosa. “Tuvimos que recolectar pruebas durante años para poder detenerlo”, dijo un portavoz policial en Novosibirsk.

Las autoridades y la Iglesia ortodoxa rusa se quejan desde hace tiempo de que las sectas se están multiplicando. Muchas personas desorientadas buscaron refugio en las sectas, especialmente después de la caída de la Unión Soviética.