Interfax / Religion (Rusia), 18.01.2011 [Traducción de Miguel Perlado]

Un tribunal de Novosibirsk ha extendido la custodia al lider de la secta “Ashram Shambala”, Konstantin Rudnev, encargado de la creación de una secta y de cometer delitos sexuales.

Según la portavoz de la investigación Marina Kinzhalova, el trabajo se ha extendido por dos meses.

Quince antiguos miembros de la secta, que ahora residen en otras regiones, han sido reconocidos como víctimas.

La policía ya había asestado un golpe importante a la secta en la región de Novosibirsk el pasado octubre de 2010.

A Rudnev se le conoce también como Sri Jnan Avatar Muni, a la vez que como “un extranjero de Sirio”, enviado a la tierra para iluminar a los seres humanos y llevarlos a la verdad.

La secta, liderada por Rudnev, se creó hace más de 20 años, según la policía regional.

Rudnev fue el encargado de establecer una organización religiosa, que violó la privacidad de los ciudadanos y sus derechos, y con secuestro y abuso sexual. Fue detenido a principios de octubre de 2010.

En el marco de la investigación penal, se incautaron dos casas compradas con el dinero de la secta en las localidades de Plotnikov y Kirov.

La secta utiliza prácticas orientales y del ocultismo. Sus miembros, en su mayoría jóvenes de edades comprendidas entre 17 y 30, se aíslan de su entorno habitual y de sus contactos sociales, presionados psicológica y emocionalmente, e incitados a romper con sus familias y salir de sus casas.