Diario de Mallorca (España), Mónica Doarte, 18.05.2008

El timo de las ´bolas solidarias de la abundancia´ ha aterrizado en Palma, después de haberse consolidado en Eivissa, cuyo Cuerpo Nacional de Policía recibió, entre el 1 de abril y el 6 de mayo pasados, diez denuncias de personas estafadas por este sistema, por lo que la investigación policial está en marcha.

Diario de Mallorca asistió, de incógnito, a dos reuniones realizadas en una escoleta (perteneciente al Patronat Municipal de Escoles d´ Infants), cuya directora participa activamente para que más gente entre en el sistema de las ´bolas solidarias´. El timo consiste en aportaciones económicas de tipo piramidal por valor de 1.000, 3.000, 10.000 ó 15.000 euros, con la promesa de recuperar ocho veces más de lo invertido en menos de dos meses. Primero entra una persona que aporta el dinero y, a su vez, debe conseguir a otras dos personas (llamadas en la jerga alas o compañeros de viaje) que también deberán aportar y conseguir a otras dos, quienes igualmente deberán captar a otras dos más (ver gráfico adjunto).

En las reuniones explicaron que primero se accede al círculo exterior, de color rojo, y el dinero recaudado es ´regalado´ a la persona que está en el núcleo, de color azul. En este punto, la ´bola´ se divide para formar otras dos, y las personas que estaban en el nivel rojo acceden al amarillo, posteriormente al verde (en el que esperan o colaboran para conseguir más gente y hacer a la bola más “dinámica”) y, finalmente, al azul, que es cuando teóricamente se recupera la inversión multiplicada por ocho.

“A los incautos les dicen que es un sistema particular o privado. Captan personas para que inviertan dinero y porque les prometen que a cambio obtendrán más dinero, siempre y cuando capten a más personas. Pero cuando la rueda deja de rodar es automático: alguien se tiene que quedar sin cobrar dinero. Llega un momento en que la rueda se para, y cuanto más tarda en detenerse, más gente se queda sin cobrar”, asegura Carlos Salinas, portavoz de la Unión de Consumidores (UCE) de Eivissa, que denunció la consolidación de las ´bolas solidarias´ en dicha isla, después de que el tema fuera destapado por el Diario de Ibiza. La UCE alertó desde dicho periódico, además, de que “lo único que estos desaprensivos buscan es conseguir mucho dinero de manera rápida y desaparecer sin dejar ningún rastro”.

Este rotativo pudo comprobar cómo en esas reuniones para captar nuevas alas o compañeros de viajes se valen de discursos tipo new age relacionados con “el crecimiento personal y la oportunidad que brinda el universo para que el dinero fluya” y “la gente pueda ayudarse a sí misma y a los demás”. Además, exhortan a las personas a no contarles a sus familiares o parejas y cónyuges de la existencia de estas reuniones y de las eventuales inversiones e, incluso, las incitan a no pagar la hipoteca y meter el dinero en algunas de las ´bolas´ con la promesa de recuperar el 800 por ciento “en dos semanas o, a lo sumo, en dos meses, dependiendo de la energía que el grupo de personas o célula ponga en la bola”.

“El primer criterio definitorio de que algo va mal es que obligan a mentir a la familia, y si el sistema es tan bueno como dicen, ¿por qué hay que ocultarlo a los familiares, a la pareja o al cónyuge? -se pregunta Miguel Perlado, psicoterapeuta de la Asociación de Atención a Sectas y Dependencias Grupales-. En este sentido, no se trata de una secta coercitiva, aunque el funcionamiento de ´las bolas solidarias de la abundancia´ tiene aspectos que lo emparentan con las sectas”.

Perlado sabe de lo que habla porque desde octubre pasado diez familias de Barcelona (donde los Mossos d´Esquadra también han sido alertados de la existencia de este ´colectivo´) le han solicitado ayuda “debido a que algún familiar se había metido en lo de las ´bolas solidarias´ y comenzaron a tener cambios en su comportamiento con indicios como secretismo, irritabilidad, cambios en su discurso que se había convertido en monotemático y, además, porque habían pedido créditos bancarios para invertir en este sistema”, explica el psicoterapueta. Subraya, además, que no le consta “que ninguno de ellos haya recuperado su dinero” y que atendió también “a un ex miembro de esta organización que había depositado dinero y fue estafado” por sus pares.

Además, el psicoterapeuta puntualiza: “En una dinámica de grupo, emocionalmente la presión existe. Usan técnicas dulces para convencer a la gente de que está entrando en un círculo de amistades y posteriormente usan un lenguaje euforizante, siempre en la línea new age, y usan argumentos para ofrecerse a sí mismos como víctimas en caso de que alguien no confíe en el sistema y, por ende, en ellos”. Diario de Mallorca pudo comprobar que esto, efectivamente, es así, pues en las dos reuniones en las que estuvo presente escuchó cómo dos especies de gurús que se hacían llamar Ignacio e Iván (muchos usan nombres falsos) explicaban a los presentes que “el sistema de las ´bolas solidarias´ es alegal y sirve para conseguir dinero al margen de la economía visible, que está dirigida por el sistema que nos quiere controlar a través de los bancos, las hipotecas y las tarjetas de crédito. Por eso se habla mal de nosotros en internet [hay 31.200 entradas con la leyenda ´estafa bolas solidarias´] o en la prensa, porque el sistema no quiere que ganemos dinero al margen de él. Y lo que nosotros hacemos es dejar que el dinero fluya libremente, en consonancia con la energía del universo, que nos da una oportunidad de ganar dinero por nuestros propios medios, de manera rápida, y con la oportunidad de ayudar a una ONG, aunque esta posibilidad es a título personal, nadie tiene obligación de hacerlo”.

Sobre este punto, la portavoz de una conocida ONG aseguró a Diario de Mallorca que presentó una denuncia particular contra esta ´organización´ (denuncia que no quiso hacer pública), después de enterarse de que era invocada para seducir a la gente a meter su dinero en algunas de estas ´bolas solidarias´. Por otro lado, si las ganancias obtenidas no se declaran por estar fuera de los circuitos económicos legales, se estaría cometiendo un delito contra Hacienda Pública, además de que la Ley Balear de Comercio prohíbe esta práctica, expresamente, en su Artículo 23.

Miguel Perlado, especialista en sectas: ´Es un sistema con aspectos que lo emparentan con las sectas´

“La primera parte del entramado pasa por el espejismo de un crecimiento personal”

“Esto es para gente que tiene fe en uno mismo, en los demás y en el universo, cuya energía nos da la oportunidad única para que el dinero fluya en nuestra dirección”, aseguraba Iván (posible nombre falso) en la segunda reunión de captación a la que Diario de Mallorca asistió de incógnito. La primera fue el lunes 5 de mayo (42 personas) y la segunda, el lunes 12 (56), ambas se celebraron pasadas las 21 horas y en la escoleta de Sant Agustí. La próxima reunión está prevista para mañana, a la misma hora y en el mismo lugar.
En la primera reunión, la directora de la escoleta intentó convencer a la redactora de este periódico con este discurso: “Al principio a mí me costó decidirme, pero una noche me desperté, tuve como una revelación, desperté a mi marido y le dije ´tenemos que entrar´ y aquí estamos. Nos fue tan, tan bien, que nos hemos juntado con otros ocho amigos y los diez pusimos 300 euros cada uno para sacar 80.000 en una de las bolas de Andratx, que están muy activas y hacen ganar mucho dinero, pero sólo para donarlos a una ONG porque además de ayudarse a uno mismo hay que ayudar a los demás. Estas cosas hay que hacerlas ya, este es el momento, porque este momento puede pasar”. Acto seguido, llama a un hombre y le dice: “Mira, ella podría ser tu alita”, que es como en la jerga llaman a las personas captadas para entrar en alguna de las ´bolas´.
“Lo de que tienen una revelación es el típico argumento para que te impliques pero es un espejismo y es aquí, precisamente, donde empieza el riesgo porque en una dinámica de grupo, emocionalmente la presión existe”, afirma Miguel Perlado. Lo anterior, sumado a que exhortan a los incautos a no contarles a sus familias, cónyuges o parejas que están participando de las reuniones de captación, hace que Perlado crea que “no es una secta coercitiva, aunque su funcionamiento tiene aspectos que la emparentan con las sectas”.

Por otro lado, asegura que “hay liderazgos medio encubiertos, no son espontáneos, y van cambiando sus argumentos sobre la marcha. La primera parte del entramado no tiene que ver con el dinero porque la historia pasa por una oportunidad de crecimiento personal. Así, ese crecimiento personal se convierte en generar dinero aunque se manifiesten contrarios al capitalismo. Finalmente, la gente se queda girando en torno a ´voy a volver a ganar más dinero y más dinero´ y tiene que entrar en un proselitismo intenso para captar más miembros”.
Durante la segunda reunión, la redactora de este rotativo le preguntó a Iván por qué, si el sistema es tan bueno, no es más conocido, y éste respondió con una labia a prueba de balas: “Tiene que seguir siendo algo íntimo y privado para que el sistema no venga a por nosotros, que prefiere que tú metas tu dinero en la hipoteca, pero yo te digo que si en vez de invertirlo en la hipoteca lo inviertes aquí, ganarás mucho más dinero y muy rápido. Pero tanto los bancos como Hacienda no quieren que estemos aquí, ayudándonos unos a otros”. Y va más allá cuando es interrogado por el secretismo que hay que mantener frente a familiares o amigos: “Como todo en la vida, hay que saber elegir a los compañeros de ruta, y si éstos no tienen fe en nosotros o no creen en este sistema, se convertirán en un obstáculo”.

“Cuando una persona sale pese a haber sido estafada, quiere seguir intentándolo porque está convencida de que el fallo ha sido culpa de la célula, no del sistema o de ella misma. Les falla el filtro de la crítica -puntualiza Perlado, que en este momento está atendiendo en Barcelona a diez familias afectadas por el timo de las ´bolas solidarias´-. Mientras, se les exige un compromiso y dependencia que va más y más en aumento, hasta que el pensamiento queda monopolizado con un debo conseguir aquello que me prometieron”.

Esto explicaría por qué, de momento, no se han registrado denuncias por estafa en Palma o en el resto de la isla donde, según el gurú Iván, “existen desde hace dos años y medio unas 26 células solidarias en activo”, una afirmación que podría tener como objetivo inspirar confianza entre los incautos. Según fuentes del Cuerpo Nacional de Policía de Mallorca, y al contrario que en Eivissa, “de momento no ha habido denuncias en nuestra isla, probablemente porque recién estén operando o porque la gente, antes de denunciar, prefiere estafar a otras personas para recuperar su dinero”.

En cualquier caso, y tal como señala Carlos Salinas, portavoz de la Unión de Consumidores (UCE) de Eivissa, el sistema está bien pensando porque les consta “que a veces dejan que la gente cobre por lo menos los primeros 8.000 euros para que se muevan y traigan a más personas”. En la Pitiusa menor, además, se descubrieron ´bolas´ especiales de 50 y 100 euros para gente joven, que por regla general disponen de menos recursos. Una excelente manera de adaptarse a las exigencias del mercado mediante una estrategia cercana a las del marketing de toda la vida.

´No se lo digas a tu marido hasta que ganes tus 8.000 euros´

En las dos reuniones de captación a las que Diario de Mallorca asistió de incógnito, pudo comprobar cómo se emplean razones emocionales antes que económicas como táctica de convencimiento, y cómo exhortan a la gente a ocultar a sus familias o parejas que se está asistiendo a dichas reuniones. “Tú métete y no le digas nada a tu marido hasta que ganes tus primeros 8.000 euros, y ya verás que cuando descubra lo que has ganado, él solito querrá entrar a las ´bolas´ de 3.000 euros”, dijo una de las ´captadoras´ a la redactora de este periódico. Y le espetó: “Hija, al marido que quiera saber, hay que hacerle saber poco y al revés”. La redactora también vio cómo dos ´núcleos´ recibían sus ´regalos´ de parte de las ´alas´.