F. SALES, El País, Madrid – 22/11/1988

Entre un 10% y un 15% de los toxicómanos tratados en Narconon España se convertían después en miembros de la Iglesia de la Cienciología-Dianética, según aseguró a EL PAÍS el presidente de la Asociación Civil Dianética, Enrique Ayuso Ferrer, en el transcurso de una entrevista mantenida el pasado 5 de noviembre en Madrid.El presidente de Dianética en España aseguró que su institución es estrictamente religiosa y no guarda ninguna relación jurídica ni económica con Narconon. Reconoció, sin embargo, que existen una serie de coincidencias técnicas y filosóficas entre ambas instituciones, que en su opinión habían provocado “más de un malentendido”. El trasvase de ex toxicómanos a la Iglesia de la Cienciología es, en su opinión, algo normal, dadas las carac terísticas de ambas instituciones y sus vínculos filosófico-técnicos.

El presidente de Dianética en España silenció en aquella entrevista la existencia de la Asociación Española para Mejoras Sociales, donde, al parecer, coinciden responsables de las dos entidades (Dianética y Narconon) y desde la cual se trazan las líneas comunes generales de ambas instituciones.

Entre Dianética y Narconon existen además otras importantes relaciones, como la que se desprende del hecho de que las obras doctrinales editadas por la Iglesia de la Cienciología, publicados en España y convertidos en éxitos de ventas, hayan sido financiados en parte con las ayudas económicas prestadas por toxicómanos tratados en las comunidades terapéuticas. Estos datos se desprenden de una documentación privada que ha podido ser consultada por este periódico. Dianética-Iglesia de la Cieríciología ha venido asegurándose de esta manera a través de Narconon el potencial humano y económico para iníplantarse en España.

Desvinculación

El presidente de la Asociación Española de Narconon, Santiago Padillo, con el que EL PAÍS mantuvo también una entrevista hace dos semanas, insistió en la desvinculación de ambas instituciones. Aseguró que había adquirido en Copenhague -donde se encuentra la central de Narconon- los derechos y patentes para explotar los métodos de desintoxicación en España y que convenios similares han venido suscribiéndose en otros muchos países. Como contrapartida de este convenio, Narconon España se había comprometido a pagar a la sede de Dinamarca unos royalties que venían a suponer un 1%. del dinero ingresado por el tratamiento de los toxicómanos. Santiago Padillo aseguró que este dinero nunca se había enviado a Copenhague, entre otras razones porque no se le había reclamado.

Padillo es presidente de Narconon España desde hace aproximadamente tres meses. Él mismo vivió una experiencia como toxicómano, de la que, según él, pudo salir gracias al tratamiento a que fue sometido en un centro dependiente de Narponon.