La Nación (Argentina), 30.08.2020

Un poderoso pastor evangélico, conocido por haber bautizado en las aguas del Jordán al presidente Jair Bolsonaro , fue detenido en un operativo policial por integrar presuntamente una “organización delictiva” en Río de Janeiro.

El poderoso pastor Everaldo Pereira, titular del Partido Social Cristiano (PSC), que bautizó al dirigente de ultraderecha hace cuatro años, fue arrestado bajo sospecha de integrar la misma organización por la que fue suspendido el gobernador de Rio de Janeiro, Wilson Witzel.

La Justicia ordenó suspender de su cargo a Witzer quien habría cobrado sobornos de empresas que prestaron servicios en la crisis del Covid-19.

Pereira fue quien persuadió a Witzel de ser candidato a gobernador en Río de Janeiro, y luego de la victoria de éste, se convirtió en uno de los hombres más influyentes de la gobernación, especialmente en el área de Salud.

El exsecretario de Salud, Edmar Santos, otro detenido por corrupción el mes pasado, declaró ante la Justicia que Pereira llegó recibir dinero al contado de Witzel, afiliado al PSC.

Pereira fue quien en mayo de 2016 bautizó simbólicamente al actual presidente en las aguas del río Jordán, en Israel. Ese año Bolsonaro, que por entonces era diputado federal por Río de Janeiro, se afilió al PSC y reforzó su acercamiento con el mundo neopentecostal.

Dos años después, cuando se convirtió en candidato a la presidencia, contó con el respaldo de buena parte del movimiento evangélico, una corriente religiosa cada vez más poderosa política y económicamente.