Periodistas.es (España), 4.12.2013

Como consecuencia de la destrucción masiva causada en Filipinas por el super tifon Haiyan, la líder espiritual y humanitaria Sri Mata Amritanandamayi Devi ha destinado dos  millones de dólares al esfuerzo de ayuda inmediata y tareas de rehabilitación.

El tifón, ha sido considerado como el de mayor fuerza devastadora jamás ocurrido en Filipinas, con vientos de hasta 320 kilómetros por hora. Trece millones de afectados, de ellos cuatro millones de desplazados, un millón de hogares destruidos. Dos millones y medio de afectados dependen en este momento de la ayuda alimentaria. Entre muertos y desaparecidos se estiman más de siete mil personas, número que crece según van pasando los días. La tormenta ha causado deslizamientos de lodos,  olas de más de nueve metros e inundaciones repentinas.

“La noticia de esta devastadora carástrofe  que se ha cobrado tantas vidas inocentes en Filipinas me ha producido una profunda angustia, tanto más que supone una inmensa carga añadida para los que ya vivían en la pobreza”, ha dicho Amma. “En un fatídico instante, la tormenta se llevó los sueños y  esperanzas de los cientos de miles de personas que sobrevivieron al desastre en un primer momento. Durante este tiempo de inmensa agonía y dolor , el corazón de Amma está con quienes han soportado esta tragedia y reza por su paz y su fortaleza mental. También ofrece sus oraciones por las almas de los que se han ido”.

El paquete de socorro es de un millón de dólares en efectivo más un donativo de un millón más para atención a educación infantil. Tanto el donativo como el paquete de ayuda inmediata estarán a cargo del Centro Mata Amritanandamayi  de California.  En palabras del presidente de esta organización Ron Gottsegen, “Amma siente el dolor ajeno como suyo propio y actúa en consecuencia”. “Ella dice que la verdadera espiritualidad se manifiesta como compasión hacia los pobres y los que sufren”.

A través de la ONG Embracing the World, las organizaciones de Amma han estado presentes de forma activa  en la ayuda a los que sufren en cualquier parte del mundo. En septiembre de 2013, la ONG registrada en India, Mata Amritanandamayi Math, (MAM) ha puesto en marcha un programa de rehabilitación y socorro  de ocho millones de dólares destinado a ayudar a las víctimas de inundaciones y corrimientos de tierras en Kedarnath, norte de India. El MAM ha estado en la vanguardia de atención inmediata a las víctimas en más de una docena de desastres naturales en el mundo desde el año 2001, la más notable la aportación de veintidós millones de dólares en ayudas varias a las víctimas del tsunami del Océano Índico de finales de 2004.

En otros países, entre las aportaciones de las organizaciones de Amma, como el Centro Amma de California, destacan el millón de dólares destinado a atenciones a niños huérfanos tras el gran terremoto al este de Japón con el subsiguiente desastre nuclear de Fukushima en 2011. La contribución de un millón de dólares para ayuda a víctimas del huracán Katrina en 2005, a través de la Fundación Bush – Clinton.  Ayuda de emergencia a Haití después del terremoto de 2010.