AGENCIAS – Tokio -El País,  29/03/1995

Además de productos químicos, los investigadores que registran los locales de la secta Aum Shinri Kyo (La Verdad Suprema), sospechosa del atentado con gas letal en el metro de Tokio que el lunes de la pasada semana causó diez muertos, han hallado también otra sustancia mortal: un bacilo que causa el botulismo y que es utilizado en la fabricación de armas biológicas, según informaba ayer el diario Mainichi Shimbun, que añade que una filial de la secta compró grandes cantidades de esa bacteria a un grupo farmacéutico.Un portavoz de la policía japonesa se negó a comentar estas informaciones. La bacteria encontrada fue utilizada por Alemanía en la I Guerra Mundial para fabricar armas biológicas, según el periódico. Un gramo de la bacteria sería suficiente para matar a 17 millones de personas, según Mainichi.

La policía sigue la búsqueda de pruebas que permitan acusar a la secta del atentado del metro. Otro periódico japonés, el Yomiuri Shimbun, informaba también ayer que un sospechoso del atentado estaba recibiendo tratamiento médico contra los efectos del gas sarín en un hospital de Tokio.