REUTER – Tokio – El País, 14/05/1995

Una bomba estalló ayer en el aeropuerto de Tokio sin causar víctimas, al tiempo que 30 misteriosos globos de gran dimensión cayeron sobre diversos lugares de Honshu, principal isla de Japón. Los dos sucesos acentuaron el nerviosismo que vive el país desde el ataque con gas en el Metro de Tokio el pasado marzo que causó 12 muertos. La policía prepara la orden de detención contra Shoko Asahara, líder de la secta Verdad Suprema, como responsable del atentado.La bomba del aeropuerto, de poca potencia, hizo explosión en un lavabo. Los globos, sin ninguna identificación, aterrizaron durante ocho horas en un área entre, Yokohama, próxima a Tokio, y Tottori, 500 kilómetros al sur de la capital.