Cadena SER (España), 20.03.2019

El juzgado de instrucción número 7 de Sevilla investigará si el médico homeópata Ángel Lara García- Saavedra ha extorsionado a sus pacientes durante los años que ha ejercido lo que él mismo denomina la medicina chamánica. El individuo supuestamente humillaba, denigraba y acosaba a sus pacientes. A los que, además, aconsejaba que no siguieran ningún otro tratamiento. El Colegio de Médicos de Sevilla lo denunció ante la Fiscalía después suspenderlo cautelarmente del ejercicio profesional.

El Ministerio Público explica en su denuncia que hasta 2018 Ángel Lara era titular de una consulta privada que derivó a reuniones grupales planteadas como un medio “para el crecimiento personal y la salud psicológica”. Tras lo que supuestamente se escondía la creación de una secta que él lideraba y que supuestamente le ha producido un beneficio económico considerable.

De hecho, si algún paciente deseaba abandonar el grupo les exigía “cantidades importantes de dinero, en algún caso hasta 8.000 euros”, lo que producía en sus pacientes la sensación de que estaban comprando su libertad.

El individuo, según el fiscal, tenía un completo dominio y control de las actividades personales e íntimas de los miembros del grupo, a los que manipulaba psicológicamente, “creando una dependencia absoluta y haciendo que se sintieran personas sin valores”. En las reuniones del grupo se producían supuestamente agresiones físicas entre los pacientes inducidas por el médico. También realizaban ejercicios con el cuerpo desnudo y actividades de tipo masoquista.

A los pacientes les contaba que formaban parte de un “grupo experimental con prácticas y con un desafío de superación inspirado en la medicina chamánica”. El chamán consideraba que las enfermedades son “estados mentales” y decía a sus seguidores que las consultas con otros médicos les producirían sufrimientos.