El Periódico, Elena Parreño, 23.09.2011

Los productos milagro campan a sus anchas en España gracias a mecanismos no oficiales de distribución: internet o la venta personalizada. El Ministerio de Sanidad ordenó el 13 de julio la retirada del complemento alimentario Transfer Factor Recall por contener un fármaco llamado Vimpocetina. La ley impide que este tipo de productos contengan fármacos. Pese al veto, el Recall, de 4Life Research, puede adquirirse fácilmente por internet o a través de distribuidores de 4Life, algunos de ellos médicos y enfermeras del sistema sanitario público y privado catalán.

EL PERIÓDICO ha constatado que al menos dos médicos y una enfermera que ejercen en Catalunya, entre otros muchos distribuidores, siguen promoviendo el consumo de dicho producto dos meses después de su prohibición.

Si bien en la web oficial de 4Life ya no figura este complemento, la compra por internet hace fácil su adquisición. Sobre esto, el vicepresidente para Europa de 4Life Research, Rafael González, alegó que «es imposible para cualquier compañía llevar el control absoluto de las actividades internacionales de sus clientes basadas en la venta por internet».

Este diario envió sendos e-mails con la firma ficticia de Lucía Pérez al cirujano torácico Emili C., que ejerce en un hospital privado del distrito barcelonés de Sarrià-Sant Gervasi, y a Raquel F., enfermera en un centro concertado del Vallès Occidental. En el e-mail se les pedía información sobre el Recall, que según 4Life «aumenta el estado de alerta, la agilidad mental y la memoria». En el correo, Lucía les informaba de que deseaba mejorar el estado de su padre, aquejado de alzheimer. En sus respuestas, ambos profesionales alabaron las propiedades del complemento y callaron la causa real de su retirada.

«El Recall se ha demostrado muy efectivo en el campo de las enfermedades neurológicas en general, pues además del componente Transfer Factor, añade extractos naturales de eficacia comprobada que potencian su acción», respondió Emili C. Por su parte y ante las dudas expresadas por Lucía, Raquel F. respondió: «Ni el mejor de los estudios científicos va a convencerme de que este descubrimiento dentro del campo de la salud natural es extraordinario si no tengo fe en que pueda existir; de hecho lo vas a conocer probándolo y no teniendo la máxima información que se te pueda dar».

No obstante, dieron explicaciones distintas sobre la imposibilidad de encontrar el producto en las tiendas. «Está agotado, pues la compañía 4Life ha parado su producción en el formato clásico y está a punto de sacar a la venta un Recall mejorado», dijo Emili C. En cambio, Raquel F. arguyó: «No encuentras el Recall fácilmente en las farmacias porque su manera de distribución no es tradicional sino que se mueve por recomendación. Aun así, puedes encontrarte alguna farmacia que el dueño sea distribuidor; donde yo vivo existe una farmacia que lo vende». Finalmente, la enfermera envió a Lucía la dirección de su propia web. «Desde aquí podrás comprar los suplementos que quieras», le dijo. La web es de Raquel F. y de Albert P., un traumatólogo de un hospital público del Barcelonès. A través de esa página, puede comprarse el Recall.

Ayer, EL PERIÓDICO reveló a los tres sanitarios que la ficticia Lucía Pérez era parte de una investigación del diario y les preguntó por qué promovían un producto vetado por Sanidad. Emili C. alegó que él recomendaba el Recall en tanto que consumidor del complemento y que 4Life no le había informado de que había sido prohibido. Pese a que el nombre de este fármaco consta en la etiqueta del producto, Raquel F. adujo que la empresa nunca le habló de la Vimpocetina. La enfermera también indicó que es consumidora del producto que promueve.

La compañía estadounidense 4Life empezó a distribuir el complemento alimentario denominado Transfer Factor Recall en España en el 2007. Su vicepresidente para Europa declaró a este diario que el consumo del producto no puede haber supuesto riesgo para los consumidores. Y aseguró que la empresa «informó a todos sus principales líderes de la zona acerca de la reformulación y sus planes de reintroducir el producto en el mercado».

La Vimpocetina no es muy peligrosa, pero tiene contraindicaciones y puede tener efectos adversos como cualquier medicamento, informa la investigadora Esther Samper, del Centro Príncipe Felipe de Valencia, que considera el Recall y otros productos de 4Life una «estafa sanitaria».