J. BARRIO – Alcalá de Henares – El País, 01/03/1995

Los padres de 40 niños y niñas de Alcalá de Henares (166.000 habitantes) que habían apuntado a sus hijos en el centro de estudios KRC (Kontrol, Responsabilidad, Conocimiento) para que aprendieran técnicas de estudio como apoyo a las clases habituales, decidieron, pocos días después de su ingreso, sacarlos de allí. El motivo: un retrato de Ronald Hubbard, fundador de la Iglesia de la Cienciología, que colgaba de la pared de uno de los dos locales que la academia tiene en esta ciudad. Juan Carlos Priego, portavoz de KRC, aseguraba ayer que la única relación que tiene el centro con la Asociación Civil Dianética (Iglesia de la Cienciología) es que han adoptado el método básico de estudio de Hubbard, pero a los alumnos no se les habla de cienciología, sino que “sólo se les ayuda y enseña a saber estudiar”.

Rafael Guerrero, padre de una de las niñas que abandonron el centro, reconoce que todo comenzó cuando alguien reconoció la fotografía de la pared, pero asegura que el motivo de la retirada masiva de alumnos fue que “el plan de estudios que ofrece KRC no solucionaba nada a los niños”.

Juan Antonio Soler, otro de los padres afectados que ayer preparaban una denuncia contra KRC, decía sentirse engañado por “el método primitivo que utilizan”. Soler añade que “la falta de credenciales profesionales, licencia de apertura y planes de estudio” terminó de inclinar a los padres a retirar a sus hijos del centro, aunque reconoció que “preocupa que los niños reciban métodos de estudio que no sean los ortodoxos”.

Juan Carlos Priego insiste por su parte en que los argumentos utilizados por los padres para retirar a los chavales del centro -que estos están muy cansados o la ineficacia de los métodos de estudio- “son nientiras”. El verdadero motivo, a juicio de Priego, es que los padres creen que KRC es una secta, “algo totalmente ridículo”.

Investigación

En el Ayuntamiento de Alcalá de Henares se comprueba entretanto si KRC tiene las correspondientes licencias, mientras agentes del Cuerpo Nacional de Policía investigan las inquietudes de los padres.

Lourdes Buitrago, presidenta de la lglesia de la Cienciología de Madrid, achaca el nacimiento del problema a un colectivo “sectario y contrario a las minorías religiosas”, que quiere atacar su organización a través de esta academia, pero negó cualquier relación de ésta con esa Iglesia. “Sólo tienen una licencia para utilizar las técnicas de estudio de Hubbard”.

Varios miembros de la Iglesia de la Cienciología están en libertad bajo fianza desde 1988 por denuncias sobre presuntas estafas y secuestros. Esta organización asegura que la Audiencia Nacional ya dictaminó en 1992 “la inexistencia de fraude”.