Sectas con tintes pacifistas captan militantes en el 15M

Kaos en la red, 22.10.2011

En diversas asambleas del 15M, miembros del Partido Humanista, organización vinculada a la secta La Comunidad, están captando adeptos, que incluso incluyen en sus candidaturas de las próximas elecciones (Valencia, Madrid, Alicante., etc.) El Partido Humanista ha sido acusado en repetidas ocasiones de organización sectaria (ya fueron expulsados en su día de Izquierda unida por ese motivo), que introduce a sus miembros en un camino místico y esotérico con prácticas de coerción psicológica. No son nuevas la sectas que deambulan en su intento de captar adeptos y mano de obra gratuita.

Es una organización con presencia en más que 100 países de América, Europa, África y Asia. Según afirma tal organización se trataría de “una corriente de opinión que reconoce los antecedentes históricos del Humanismo y que en la actualidad se presenta como una nueva sensibilidad, una nueva forma de pensar, sentir y actuar en el mundo para dar respuesta a la necesidad de mejoramiento de la vida”. Los críticos a la misma la califican como una secta peligrosa.

El fundador del Movimiento Humanista es el pensador y escritor argentino Mario Luis Rodriguez Cobos, más conocido entre sus seguidores por su seudónimo literario Silo o su apodo coloquial El Negro, y también por el título (creado por la prensa) de El mesías de los Andes. En referencia al seudónimo de este autor, el Movimiento es conocido como la secta La Comunidad de Silo por personas ajenas al grupo.

Es peligroso que en plena crisis social y política se reactiven este tipo de grupos, cuya doctrina es fácil de asimilar por gente poco politizada y deseosa de alternativas. Estos grupos sectarios en las asambleas del 15M son los primeros que promueven el apoliticismo y la ausencia de símbolos, para tener el camino abierto a su “humanismo no violento” y hueco… Las alternativas más elaboradas (desde el comunismo al anarquismo, pasando por el republicanismo) son demonizadas, aunque sean las únicas que históricamente han conseguido avances y logros para la humanidad.
En este sentido es necesario hacer un esfuerzo y desenmascarar a este tipo de organizaciones, de naturaleza absolutamente sectaria.  Los miembros consideran prácticas para formar parte de la organización:

* Asistir Semanalmente a una reunión de Grupo o Consejo del Movimiento Humanista.

* Reclutar nuevos adeptos con el fin de crear nuevos Grupos.

* Practicar el “trabajo personal”, que consisten en Lecturas, Ejercicios de Relajación y Discusiones en Grupo.

De forma periódica cada grupo organiza retiros en los que se pide a los participantes un estudio más profundo de la doctrina Humanista.

Eventualmente según la participación de cada miembro, este es animado a formar un grupo de trabajo. Cada Grupo de Trabajo debe reproducir las mismas prácticas y tener algún proyecto dentro de las organizaciones del Movimiento Humanista. Un grupo de trabajo es un su forma más simple un equipo de tres personas, en el que uno lleva un papel de “orientado” u “orientadora” responsable de las actividades y las prácticas de “trabajo personal”, los otros dos miembros tienen la responsabilidad de ser “administrativo” responsable de la organización u “apoyo” quien asiste al orientador en la práctica de los “trabajos personales”.