Un spa de Moscú ofrece masajes con serpientes para relajarse

Libertad Digital,  1.08.2012

Un spa de Moscú está ofreciendo a sus clientes un tratamiento exótico e inhabitual: un masaje con serpientes. Ésta idea no es nueva, ya que según informa Efe, desde hace mucho tiempo se reconoce que después del contacto físico con una serpiente la gente se relaja más.

Las serpientes se deslizan sobre la espalda de la persona haciendo presión y transmitiendo su calor a la piel.Olga Lutovinova, terapeuta de masaje de serpientes, reconoce que “éste procedimiento es relajante”.

“Durante el contacto táctil con el hombre, las serpientes comparten su calor interno, a pesar de que son animales de sangre fría. Pero lo más importante es que las serpientes tienen un poder muy fuerte, con el quepueden llenar de energía a una persona”, afirma Lutovinova.

Según parece, después del contacto con una serpiente “se levanta el buen humor” de la persona. Un israelí,Ara Barak, fue el primero en ofrecer esta terapia inhabitual, que se trasladó de Israel a Moscú.

Según cuentan, las serpientes pequeñas ayudan supuestamente a mejorar la circulación de la sangre y a relajarse, y las grandes están consideradas para hacer un impacto más profundo y aliviar dolores musculares de articulaciones.