Dianova: una ONG bajo sospecha con un pasado sectario

Diari ARA, Enric Borràs, 14.02.2017

El origen de Dianova, la entidad que gestiona la acogida de los refugiados en Vic y Manresa, hay que buscarlo en 1974, en la Boere, Francia, de la mano de Lucien Engelmajer. Funda una entidad que toma el nombre ‘le Patriarche’, el Patriarca, y trata toxicómanos. La web Dianova.ngo no reniega de ello: ” ‘le Patriarche’ da una respuesta eficaz y concreta allí donde los poderes públicos todavía sólo proponen la represión del consumo y una mirada estrictamente psiquiátrica e individual como tratamiento”, explica. No se dice nada del juicio, condena, y fuga de Engelmajer, ni de las acusaciones de secta. Dianova Internacional tan sólo reconoce “una corriente interna” crítica dentro del Patriarca que logra destituir al fundador en 1998, lo que posibilitó que ese mismo año la entidad se reestructurara, cambiara de nombre y diera autonomía a las asociaciones locales.

El Patriarca llegó a reunir más de 5.000 personas en 210 centros repartidos en 17 países, pero en 1995 el informe de la Comisión sobre Sectas de la Asamblea Nacional Francesa incluyó varias referencias a la entidad y sobre Engelmajer. Al poco tiempo, el fundador huyó a América y se dictó una orden de detención en su contra. En 2006 es juzgado en Toulouse  -que continuaba huido de la justicia- y a una quincena de directivos del Patriarca, incluyendo hijos suyos. El fiscal definió la entidad como “una secta que explota sin escrúpulos”, según el periódico francés Libération, y a Engelmajer lo condenaron a cinco años de prisión por delitos contra los trabajadores, malversación y blanqueo, entre otros. No los cumplió. Tampoco volvió a Francia, murió en 2007.

Dianova: grandes subvenciones sin ninguna experiencia

Dianova España consta en el registro de asociaciones del Ministerio del Interior desde 1982. “No tenemos nada que ver con el Patriarca”, cuenta, de entrada, un portavoz de la entidad, y dice que Dianova España forma parte de Dianova Internacional desde 2002. Cuando se le explica que Dianova.es define el proceso de reestructuración del 1998 con las mismas palabras que la página Dianova.ngo, enumerando los cambios que se hicieron para pasar de ser el Patriarca a Dianova Internacional, cede. “Puede que empezáramos también como el Patriarca pero ya hace 40 años, estás rastreando nuestra prehistoria”, dice. Al cabo de unos minutos vuelve a llamar: “efectivamente, comenzamos como el Patriarca”, admite, “pero hace mucho tiempo que nos separamos, de los veinte trabajadores que somos hoy sólo hay uno de aquella época y los demás ni lo saben, se lo he tenido que preguntar a él “. No explica que la actual directora de Dianova Internacional y miembro de la junta directiva de Dianova España, Montserrat Rafael, era vicepresidenta de el Patriarca en 1996, según consta en un artículo de El País.

La controversia continúa

“Dianova deriva del Patriarca directamente, aunque ellos lo niegan, afirmando que ya no tienen nada que ver y haciendo toda una tarea de limpieza”, explica el psicólogo especialista en sectas Miguel Perlado. Acumula una larga experiencia con víctimas de grupos abusivos y ha tratado también del Patriarca. “Eran gente muy expoliada económicamente, que no solucionaba el problema con la toxicomanía, más bien se agravaba”, recuerda, “cambiaban la adicción a las drogas por la adicción a la organización”. Desde el cambio a Dianova no ha tratado más miembros pero sí ha recibido consultas por parte de familiares. “Las dudas sobre el funcionamiento y la transparencia continúan y Dianova es muy controvertida“, explica, y añade: “el Patriarca y Dianova los seguimos viendo como una deriva muy sectarizada”.

Esto no quiere decir que los refugiados de los centros que gestiona Dianova corran el peligro de acabar siendo miembros de una secta. Ninguno de los que han contactado con el ARA denuncia que los hubieran intentado captar. “Dudo mucho que la tarea con refugiados se utilice para el adoctrinamiento directo”, dice Perlado, “pero abre puertas de financiación y subvenciones” y sobretodo les ayuda a mejorar la imagen pública.

El psicólogo entiende que el adoctrinamiento queda restringido a los toxicómanos en rehabilitación. “El modus operandi sigue siendo el mismo o casi”, afirma. El portavoz de Dianova lo niega: “no conozco los métodos del Patriarca pero por lo que he escuchado en absoluto tienen que ver con los nuestros”. Añade que los del Patriarca eran “más espirituales” mientras que los de Dianova son “métodos más científicos y sociales”. La memoria de Dianova España de 2015 dice que se basan en el esquema de intervención del profesor de psicología de la Universidad Complutense de Madrid Florentino Moreno. El portavoz recuerda que en 2012 el Ayuntamiento de Madrid los declaró entidad de utilidad pública.