Líder de una secta quemó a una mujer en una hoguera

Rosario 3 (Argentina), 2.03.2017

El líder de una secta de Nicaragua, Juan Gregorio Rocha, quemó a una mujer en una hoguera como parte de un ritual de sanación para “sacarle el demonio del cuerpo”.

El supuesto representante la Congregación Evangélica Asambleas de Dios, a poco de ser detenido, explicó a los medios: “Dios dijo que iba a sacar ese espíritu malo de ella y que hiciéramos un fueguito, porque iba a ser expulsado el demonio.”

Testigo señalaron que Rocha actuó junto a otras cuatro personas de la comunidad, que desnudaron a la mujer, identificada como Vilma Trujillo, de 25 años; la ataron de manos, la lanzaron al fuego y luego la tiraron por un barranco.

Según el diario El País, el supuesto pastor dijo que “la joven cayó en la hoguera cuando el Espíritu Santo salió de su cuerpo” y justificó los hechos como “un procedimiento de sanación, porque estaba endemoniada”.

Después de nueve horas, la mujer fue hallado por familiares y trasladada al hospital donde murió la madrugada del martes con quemaduras del 80 por ciento en su cuerpo.

El marido de la víctima dijo que mientras su mujer fue a visitar a otro pueblo a su madre sufrió problemas de salud y desmayos, por lo que sus familiares buscaron la ayuda de la congregación religiosa. Fue Rocha quien dijo que Vilma estaba endemoniada y que había que curarla.

El obispo de auxiliar de Managua, Silvio Báez, considerado el número dos de la iglesia católica en Nicaragua, escribió por Twitter: “Siento mucho la muerte de Vilma Trujillo a causa del fanatismo y la ignorancia religiosa. ¡No se puede destruir una vida en nombre de Dios!”