Caso de secta de Colliguay podría terminar en marzo con juicio abreviado

El Dínamo (Chile), 14.02.2017

En total son siete imputados, quienes poseen cargos por usurpación de estado civil y homicidio calificado. Se trata de Pablo Undurraga, mano derecha del líder de la secta, “Antares de la Luz”, Natalia Guerra, madre del lactante que fue incinerado en un ritual que se desarrollaba en Colliguay, David Pastén, Karla Franchy, María del Pilar Álvarez, Carolina Vargas y Josefina López.

Natalia Guerra, madre del menor que fue lanzado a la hoguera, está imputada por parricidio. La única persona sobreseída de todo cargo Francisca Ceroni.

El caso se remonta a 2013, año en que se dio a conocer que un grupo de jóvenes tiraron a la hoguera a un lactante tras obedecer las órdenes del líder del grupo, Ramón Castillo Gaete. La razón; el hombre los convenció que se trataba de la presencia del Anticristo y que debía morir para así ellos salvarse del fin del mundo.

El hecho terminó con el suicidio de Castillo Gaete en Perú, cuando tenía orden de captura internacional.